El candidato idóneo representa un gran desafio de búsqueda | Insigni

El gran desafío de encontrar al candidato idóneo

Candidato idóneo. El valor más importante de las empresas se refiere a las personas que la conforman. Tener un equipo motivado, comprometido y proactivo es el capital más importante de un negocio o empresa. Es por esto que la selección de las personas que compondrán ese equipo es de vital importancia. Se debe apuntar al candidato idóneo con las competencias técnicas y personales necesarias para cada tipo de cargo, para que la integración a la empresa y su adecuación se realicen de la manera más fluida posible y para que el candidato sea reconocido y valorado como un aporte para la organización por parte de sus pares y/o colaboradores.

 

El proceso de selección, adquiere entonces vital importancia para el éxito del candidato, de su equipo y de la empresa.

 

En el proceso de selección podemos reconocer algunos hitos importantes, como son la descripción o perfil del cargo, competencias técnicas y blandas requeridas para el cargo, conocimiento de la industria, cultura y valores de la organización. Por esta razón, es muy importante juntarse con el cliente y conocer el lugar de trabajo al momento de levantar un perfil. El reclutador debe tener la habilidad de captar toda la información, verbal y no verbal, que entrega el cliente con respecto al cargo que está buscando, así como conocer el ambiente al cual llegará a desempeñarse el candidato. Entender esto es parte fundamental del éxito en la selección. Encontrar en el mercado laboral candidatos que cumplan con las competencias técnicas no debiera ser algo muy difícil, pero encontrar el candidato específico para cada organización, es el gran desafío.

 

Cualquier falla en el proceso de selección generará una pérdida de confianza y económica en la organización, ya que se incorporará a un profesional y se invertirá en un candidato que no tiene las capacidades blandas o técnicas para cumplir con los objetivos del cargo o no se valida ante sus pares o colaboradores como el referente necesario para cumplir con dichos objetivos. Las habilidades blandas son de especial importancia, ya que se espera que el nuevo integrante sea un aporte al clima laboral de la empresa o por lo menos que comparta los valores y se adapte rápido a la cultura de la empresa, de tal forma de que su integración sólo se perciba como algo positivo en la organización.

 

Nos señala Carolina Trepiana, Jefe de Research Insigni

 

“El ahorrarse un proceso de selección genera a corto, mediano y largo plazo mayores costos para la empresa que el contratar un servicio profesional que se ocupe de validar y chequear al potencial candidato en todo el espectro que se necesita. Por lo general, las empresas de Headhunting trabajan con distintos profesionales en cada etapa del proceso de selección. Esto quiere decir, que el candidato seleccionado ha sido aprobado por al menos 3 profesionales expertos en el tema, disminuyendo así claramente las posibilidades de fracaso de un nuevo candidato en una empresa, lo que se traduce en una inversión para la organización, ya que puede contar desde el primer día con un candidato idóneo trasformado en colaborador que será un aporte real y concreto para la empresa”

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin